El arte del body paint en el cine en tres actores

16 agosto, 2017  —  By

La mayoría de los actores de televisión y cine están cien por ciento dedicados a sus papeles y no dudan en demostrarlo al pasar horas en el área de maquillaje.

A menudo, esa dedicación se extiende no sólo a convertirse en el personaje desde el interior, sino también en transformarse en el personaje en el exterior. Y algunas de estas interpretaciones de los papeles de dichos personajes son más exigentes y requieren que los actores dejen de ser físicamente ellos.

Lo anterior implica que deben pasar horas y horas en la silla de maquillaje para obtener las características físicas necesarias que requiere su interpretación, así hasta la mirada perfecta.

Estos actores llegan al set mucho antes que sus compañeros y permiten a los artistas de maquillaje los transformen desde alienígenas, criaturas fantásticas, víctimas de quemaduras y otras cosas más que no se parecen en nada a ellos al grado de que son unos llegan a ser irreconocibles de bajo del trabajo de estos artistas.

Aunque el resultado final es impecable, el tiempo que pasó sufriendo estas transformaciones no es nada menos que extraordinario, ejemplo de ello tenemos a:

Johnny Depp como el Sombrerero Loco

En las películas de Alicia en el País de las Maravillas, el director tenía conceptos muy específicos en mente cuando se trataba de cómo se verían los personajes de la misma. Para transformarse en el Sombrerero Loco, Depp pasó horas diarias antes de cada filmación para que se le pintara la cara y la piel.

Los artistas de maquillaje luego cuidadosamente pintaron el resto de los detalles, incluyendo algunos tonos locos y colorido en los ojos, mejillas y labios. Pero Depp también soportó el largo y salvaje pelo anaranjado pegado a sus cejas, seguido por una peluca anaranjada y el sombrero de copa. El aspecto final es decididamente Tim Burton, pero la personalidad de Depp como el Sombrerero brilla a través del maquillaje en su actuación, también.

Jennifer Lawrence como Mystique

Como la Mystique anterior en las películas de X-Men, Jennifer Lawrence tuvo que pasar horas en la silla de maquillaje desnuda.

Todo el proceso para caracterizar a Mystique dura 8 horas, donde la mayor parte del tiempo Jennifer tenía que estar de pie, prácticamente la actriz cargaba en cada escena que vemos tres capaz de pintura, más otras cinco capas de detalles texturizados que reflejan y dan la textura de la mutante. El trabajo se realiza por medio de seis personas del área de maquillaje para poder lograr la caracterización perfecta de Mystique.

 

Idris Elba en Star Trek Beyond

El normalmente atractivo actor Idris Elba se convirtió en un extraterrestre para la última película de ciencia ficción Star Trek Beyond.

Todas las mañanas antes del rodaje, Elba se presentaba cuatro horas antes que sus co-estrellas para sentarse en la silla de maquillaje y ser transformado por los artistas de esta área. Las prótesis incluían dos piezas grandes, junto con dientes y ojos falsos. Pero ese tiempo dedicado al maquillaje era sólo el comienzo de los días de Elba en el set.

Después del maquillaje, el actor se ponía a trabajar, a menudo pasando hasta 18 horas cargando el maquillaje y los accesorios pesados. Terminando de grabar sus escenas, su día nos e daba por terminado ahí, Elba pasaba otra hora más en la silla para que el maquillaje fuera retirado, aunque confiesa él, que en ocasiones sólo lo arrancaba lo que le llevo a perder algunas cejas en el proceso.

No cabe duda que el arte cinematográfico no tiene fin y los resultados de horas de esfuerzo y maquillaje dan el toque que hace que las películas lleguen a conquistar.